¿SE TERMINA EL IFE?...Nacion sostendría la ayuda económica solo en las zonas o provincias en Fase-1

En Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca y Santiago del Estero, por citar algunos casos, el impacto fue tal que apenas los gobernadores se enteraron que estarían excluidos de la tercera etapa empezaron a hacer gestiones. ¿Qué pasara con nuestra Provincia?

El Gobierno definirá esta semana el alcance de la tercera tanda del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE 3), el programa de asistencia que diseñó y lanzó durante la pandemia de coronavirus​ para amortiguar el efecto de la crisis económica, y que en sus dos etapas anteriores alcanzó a entre 8 y 9 millones de personas. Alberto Fernández, cuando anunció el regreso del AMBA a cuarentena estricta por 15 días, confirmó el IFE 3 y especificó que solo se pagaría a los beneficiarios de los distritos que siguen con aislamiento rígido. 

En Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca y Santiago del Estero, por citar algunos casos, el impacto fue tal que apenas los gobernadores se enteraron que estarían excluidos de la tercera etapa empezaron a hacer gestiones.

Hubo mensajes al jefe de Gabinete Santiago Cafiero​, charlas entre los mandatarios para unificar una postura para el pedido e, incluso, se evaluó impulsar una declaración o medida desde el Congreso para darle más volumen al planteo.

El viernes, fuentes oficiales confiaron a Clarin, que por el costo fiscal de un IFE 3 para casi 9 millones de beneficiarios, veían muy dificil que continúe igual. Pero este domingo circuló, como contra indicación, que el programa se mantenga igual que el IFE 2.

De arranque, el argumento de la Casa Rosada fue que el impacto fiscal de cada IFE es enorme y que supone, además de una decisión política, una decisión de peso sobre las cuentas del Estado.

El IFE 2, un poco más grande que el IFE 1, implica un presupuesto de casi 90 mil millones de pesos. Reducirlo al AMBA y los demás territorios con cuarentena estricta, supone acotar el impacto fiscal a la mitad.

Según los datos de Fernanda Raverta​, titular de la ANSeS, en el AMBA se concentra el 40% de los beneficiarios del IFE mientras que sumando Chaco y otros territorios del interior, estaría por debajo del 50%.

Es decir: de ese modo, el peso fiscal de la medida se reduce a la mitad.

Esta semana se termina de definir cual será, finalmente, el alcance. Si el Gobierno atiende el planteo de los gobernadores y otorga un IFE 3 igual al IFE 2 o sostiene la postura inicial de acotarlo a los lugares donde sigue la cuarentena rígida.

La semana pasada, los gobernadores elevaron un pedido a la Casa Rosada para que los incluya y,  como variable, alguno propuso que al menos se otorgue un IFE con un monto más reducido en las provincias que empezaron a dejar atrás la cuarentena o que vienen hace semanas con aperturas.

La semana pasada, el jujeño Gerardo Morales, el salteño Gustavo Saenz, el catamarqueño Raul Jalil y hasta Juan Schiaretti​, de Córdoba, pidieron que el IFE 3 continúe en sus provincias.

Expresaron una postura uniforme de las provincias. En casos como Córdoba, el IFE implicó una inyección de casi 7.500 millones de pesos, en Tucumán rondó los 4.000 mil millones, y en Santa Fe rondó los 7.000.

El argumento de los gobernadores es que a pesar de las aperturas y excepciones, la economía está lejos de estabilizarse y aunque hay indicadores de repunte, ​la actividad y la recaudación están en niveles críticos.


Comentarios

No nos hacemos responsables de los comentarios de las personas.



Cargando...

    Dejamos tu opinion