Esperanza: Pfizer comenzó la última fase de pruebas de su posible vacuna contra el COVID-19

En la etapa participarán hasta 30.000 personas, distribuidas en 120 locaciones a nivel global. El laboratorio, que lleva a cabo la iniciativa con la compañía alemana BioNtech, indicó que de ser esta exitosa buscará aprobación para producirla masivamente en octubre. Planea producir 100 millones de dosis para fin de año y 1.300 millones para finales de 2021.

El laboratorio estadounidense Pfizer anunció este lunes que comenzó la última etapa de pruebas de su posible vacuna contra el coronavirus. La empresa, que lleva a cabo la iniciativa en conjunto con la compañía alemana BioNtech, explicó en un comunicado que en la fase participarán hasta 30.000 personas distribuidas en 120 locaciones a nivel global. Entre ellas se cuentan 39 estados de Estados Unidos y otras regiones del mundo con amplia presencia del virus, como Argentina, Brasil y Alemania.

“El comienzo de la fase es un paso clave en nuestra búsqueda de proveer una potencial vacuna para luchar contra la pandemia de Covid-19, y esperamos con ansias general información adicional a medida que el programa progresa”, indicó que Kathrin Jansen, vice presidenta senior de Pfizer y directora del departamento de investigación y desarrollo de vacunas.


El comunicado de Pfizer y BioNtech indica también que, si la vacuna produce resultados satisfactorios, las empresas buscarán la aprobación de emergencia por parte de las autoridades sanitarias estadounidenses -donde está basada Pfizer- en octubre.

En ese caso, planea producir hasta 100 millones de dosis para fin de año, y 1.300 millones para el final de 2021. La semana pasada, la empresa llegó a un acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos para proveerle 100 millones de vacunas a cambio de casi USD 2.000 millones. El acuerdo permitirá al Gobierno adquirir un volumen adicional de 500 millones de dosis.

Pfizer y BioNTech SE están entre las varias compañías que lideran la carrera por elaborar una vacuna segura y efectiva contra el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus. Su candidata ha arrojado resultados prometedores en los ensayos clínicos preliminares en humanos, al igual que los productos experimentales presentados por Moderna y AstraZeneca, entre otros.

La primera etapa, que probó la vacuna en casi 120 personas de entre 18 y 55 años, mostró “una tolerancia favorable” a las dosis. En concreto, produjo anticuerpos superiores a los de los pacientes que se habían recuperado de Covid-19. Los pacientes también mostraron indicios de producir céulas T, las cuales neutralizan células infectadas. Los efectos secundarios, en tanto, fueron “de leves a moderados” tales como “fiebre, fatiga y escalofríos”.

Las compañías indicaron a su vez que probablemente se requieran al menos dos dosis para ser efectiva. “Elegimos a nuestra candidata principal para esta fase en base a la información recabada hasta ahora. La decisión refleja nuestro objetivo de llevar a los mercados una vacuna que sea altamente efectiva y tolerable de la manera más rápida posible, mientras continuamos evaluando a otras candidatas que se encuentran en nuestro portafolio”, expresó al respecto Ugur Sahin, CEO y co-fundador de BioNtech.

La empresa todavía no ha publicado los resultados finales de su fase 1, algo que sí han hecho Moderna y el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford. Ambas compañías anunciaron conclusiones positivas y también han comenzado la última fase de pruebas en humanos. Al respecto, indicó que “continúan recabando información y esperan enviarla para ser evaluada por colegas en el futuro cercano”.

La vacuna está basada en una tecnología que todavía no ha sido aplicada en humanos: se trata del ARN mensajero, que lleva instrucciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas protectoras. El proyecto de Moderna está basado en la misma tecnología.

De hecho, Moderna también anuncióque comenzó con la última etapa de pruebas de su posible vacuna. Lo hizo el lunes por la mañana. “Nos complace haber comenzado el estudio COVE (efectividad contra el coronavirus) de fase 3”, dijo Stéphane Bancel, directora general de Moderna. Esperamos que este ensayo demuestre el potencial de nuestra vacuna para prevenir la COVID-19, para que podamos derrotar esta pandemia”, añadió.

La vacuna experimental de Moderna, que desencadenó anticuerpos contra el coronavirus en los 45 participantes de la primera fase de la prueba, se probará a partir del lunes en 30.000 personas. La mitad de ellos recibirá una dosis de 100 microgramos, las otras un placebo. El laboratorio dijo que se mantiene en el camino para entregar alrededor de 500 millones de dosis al año, y posiblemente hasta mil millones de dosis al año, a partir de 2021.

La noticia del estudio hizo saltar las acciones de la compañía , con sede en Cambridge, Massachusetts. En los primeros minutos después del toque de campana en Wall Street, los papeles de la compañía crecieron 7% hasta los USD 78. La acción cerró con una suba del 9,15 por ciento, a un valor de casi USD 80 la unidad.

Las farmacéuticas han aprovechado el interés global para buscar financiamiento. BioNtech anunció el martes pasados que planea recaudar cerca de 475 millones de dólares de inversionistas. La compañía planea ofrecer 5 millones de títulos ADR y varios inversionistas han expresado su interés en comprar hasta US$ 200 millones en la oferta. Se espera que la transacción de los ADR se realice el 23 de julio, según una persona familiarizada con el asunto. El valor de las acciones de la empresa casi se triplicó este año.

Comentarios

No nos hacemos responsables de los comentarios de las personas.



Cargando...

    Dejamos tu opinion